martes, 3 de abril de 2007

Es hoy: todo el ayer se fue cayendo


Es hoy: todo el ayer se fue cayendo
entre dedos de luz y ojos de sueño,
mañana llegará con pasos verdes:
nadie detiene el río de la aurora.


Nadie detiene el río de tus manos,
los ojos de tu sueño, bienamada,
eres temblor del tiempo que transcurre
entre luz vertical y sol sombrío,

y el cielo cierra sobre ti sus alas
llevándote y trayéndote a mis brazos
con puntual, misteriosa cortesía:

Por eso canto al día y a la luna,
al mar, al tiempo, a todos los planetas,
a tu voz diurna y a tu piel nocturna.

Pablo Neruda, 1959.

A mi mujer.

3 comentarios:

OSCAR dijo...

Ánimo compañero!.
Espero que estés bien. Cuenta con nosotros para lo que sea.
Un abrazo

t3rm1nus dijo...

Gracias tio.
Estamos fetén, descansando un poco en la barrikada que nos lo hemos ganao.

Un abrazo pa vosotros tb.

Hubert dijo...

grande parcero, grande.

estamos donde siempre, ya sabes.

besitos para los dos